Cabildo de Tenerife

cabecera2

Tenerife: sin perder el rumbo

Tenerife: sin perder el rumbo

Todos los barcos tienen un destino, un puerto de arribada que es el que marca las decisiones de su ruta. Cuando se pierde una embarcación se dice que ha perdido el rumbo, que se ha desviado de esa ruta que le llevaba hacia su objetivo.

Los representantes del pueblo de estas islas, en su parlamento, aprobaron un Plan Energético para Canarias (Pecan) que marcaba los objetivos que habían de conseguirse en el periodo comprendido entre los años 2006 y 2015; entre ellos impulsar la máxima utilización de las fuentes de energía renovables, las llamadas energías limpias, no contaminantes, obtenidas del viento y del sol.

El mundo está viviendo el fin de una época de desarrollo basado en los hidrocarburos. Cada vez es más difícil encontrar yacimientos y es previsible que el precio del crudo siga incrementándose en los próximos años. Todavía hoy los fueles o el gas natural son esenciales para mantener la estabilidad de los sistemas eléctricos, suministrar energía a los procesos industriales y atender los llamados “picos de demanda” (cuando mucha gente consume mucha energía eléctrica al mismo tiempo). Pero, poco a poco, el papel de las energías limpias en el abastecimiento de energía ha comenzado a crecer.

Canarias tiene muy buenas razones para apostar por las energías renovables. Si queremos garantizar nuestro futuro debemos reducir nuestra dependencia del exterior. En estos momentos Canarias destina un tercio de su ahorro a comprar energía en el exterior y tanto por razones de independencia energética como por criterios económicos ese dinero se podía emplear en nuestro propio beneficio. Tenemos un tesoro natural impresionante. No hablo de su naturaleza. De la belleza del Teide, del valle Ucanca o de nuestros valles, bosques o playas. Hablo de algo más práctico como son las horas de sol y de viento. Tenemos una energía gratuita e inagotable que está ahí, al alcance de nuestras manos, para que podamos aprovecharla. Y lo triste es que no hemos hecho nada para hacerlo. O bien poco.

Los objetivos del Pecan eran reducir la dependencia del petróleo pasando del 99,5% en el año 2005 hasta un 72% en el año 2015. Ya les adelanto que ese objetivo no se va a cumplir ni de lejos. Tampoco se ha introducido el gas natural en la producción eléctrica (es menos contaminante) ni se ha alcanzado el 30% de generación a partir de renovables. La triste realidad es que no hemos avanzado apenas en el terreno del desarrollo de las energías limpias. No hemos cumplido el Pecan ni hemos reducido nuestra dependencia del suministro exterior. En Canarias se producen hoy 2.800 megavatios obtenidos a partir de los derivados del petróleo y apenas 300 por renovables. En Tenerife tenemos un mejor registro gracias al esfuerzo de los proyectos punteros del ITER y Cabildo con cifras ascienden a 1280 megavatios obtenidos del petróleo por 150 conseguidos de renovables (en cifras oficiales del 2012).

El Gobierno peninsular, siempre tan dispuesto a ignorar que la realidad de las islas es muy distinta a la del continente, ha terminado por asestar la puñalada de muerte al sector de las renovables en Canarias disminuyendo drásticamente las ayudas que se concedían a esta naciente industria del futuro. Este es el típico caso en el que se puede decir esa vieja frase de la sabiduría popular: entre todos la mataron y ella sola se murió. Solo que no lo vamos a permitir. Porque las renovables para Tenerife no son un lujo, sino una necesidad Y aunque Canarias, por decisiones propias forzadas por errores ajenos, no ha cumplido su desarrollo en materia de energías alternativas, Tenerife no puede perder el rumbo. Porque es estratégico, porque nos permitirá ser más independientes y porque nos garantizará que nuestra energía se produce por recursos que están en nuestras propias manos. En definitiva, una isla más autónoma.

Desde el Cabildo vamos a trabajar para que el Gobierno peninsular reconozca las condiciones singulares de Canarias en materia de suministro energético y para que Tenerife sea una isla que no pierda el rumbo del futuro. Estamos trabajando para conseguir cambios en el REF para quitar impuestos al sol de manera que excluya a Canarias del peaje al autoconsumo y se incentive la penetración de energía limpias. Queremos también que este documento contemple incentivos económicos a la autoproducción y al ahorro del consumo de las energías convencionales para que llegue a hogares y empresas. Sabemos cuál es el destino y pretendemos no desviarnos ni un centímetro de nuestro rumbo.

Carlos Alonso Rodríguez

Presidente del Cabildo de Tenerife

FaLang translation system by Faboba