Cabildo de Tenerife

cabecera2

Tenerife, reclamo para la ciencia

Tenerife, reclamo para la ciencia

El eco de toda esta fuente de conocimiento quedará para siempre custodiado entre las paredes de este magnífico Auditorio, símbolo arquitectónico de la Isla y templo insular de la cultura.

Esta visita formará parte de nuestra historia, una historia que recuerda el paso por estas tierras de otros visitantes ilustres, viajeros ingleses, franceses, alemanes y españoles que recalaron en nuestros puertos, también por barco, buscando las bondades de nuestro clima y encontrando todo un paraíso por explorar.

Uno de los visitantes más destacados por su dedicación al estudio de las estrellas fue Piazzi Smyth, astrónomo real del observatorio de Edimburgo, que llegó al puerto de Santa Cruz en 1856. Durante dos meses permaneció junto a su esposa en el Teide y allí realizaron las primeras observaciones infrarrojas de la Luna, de los planetas, estrellas dobles, luz zodiacal y de la radiación ultravioleta del Sol, a la vez que estudiaba la atmósfera y las variaciones de la temperatura que provocaban los vientos alisios.

Gracias a su labor, dos montes de la Luna llevan los nombres de Teide y Tenerife. Cuentan que Piazzi Smith cuando abandonaba Tenerife, mirando al Teide, desde la cubierta del yate que lo trajo a Tenerife dijo: "Por cuanto tiempo el mundo ilustrado retrasará la instalación allí de una estación que tanto promete para el mejor avance de la más sublime de todas las Ciencias”.

Nuestro objetivo es seguir siendo esa fuente de inspiración, ese reclamo que desde hace siglos atrae a los mejores pensadores y que hoy afortunadamente podemos confirmar con la presencia entre nosotros de personalidades como es Stephen Hawking.

Es mucho lo que ellos nos pueden aportar, pero es también muy valioso lo que podemos ofrecer. Tenemos el mejor cielo, con dos de los observatorios astrofísicos más importantes del mundo, especies vegetales y marinas que no se encuentran en ningún otro lugar y la mejor muestra del ecosistema volcánico de alta montaña. Todo viaje es en sí mismo una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos y sin duda nosotros contamos con el mejor laboratorio.

Espero que la huella de nuestra tierra haya quedado en el corazón de estos ilustres viajeros como permanecerá imborrable en quienes hemos tenido la oportunidad de vivirlo.

 

FaLang translation system by Faboba