Cabildo de Tenerife

cabecera2

Buenas prácticas ambientales

Como consumidores construimos o destruimos mundo. La reflexión sobre las repercusiones de lo que hacemos cada día y conocer cómo podemos mejorar nuestros hábitos para favorecer a los que nos rodean es cada vez más determinante. Una buena educación necesariamente implica una concienciación sobre el cuidado de nuestro entorno, desarrollando prácticas cotidianas que contribuyan a promover buenos hábitos que condicionarán el comportamiento del escolar tanto en el colegio como en el hogar.

Ese es el objetivo de las buenas prácticas ambientales, unos principios que no están dedicados exclusivamente al escolar, sino también al adulto que será quien tendrá que tomar decisiones que conformarán el lugar en el que el niño vive. Incluyen sencillas recomendaciones que se han demostrado eficaces para disminuir nuestra producción de residuos y solucionar dudas sobre su correcta separación.

Teléfono gratuito de información sobre residuos: 900 305 000


Imprima esta páginaImprimir