Cabildo de Tenerife

cabecera2

El Drago Milenario

drago

Dice la leyenda, que los dragones, al morir, se convertían en dragos. Este fósil viviente es, con todo merecimiento, uno de los símbolos de las Islas Canarias y, quizás el mayor tesoro de la flora española. Viendo la curiosísima forma del drago, no es de extrañar que fuese considerado por los antiguos habitantes de las Canarias como un árbol divino. Hasta hace poco, se consideraba al dracaena draco endémico de Madeira, Canarias y Cabo Verde, sin embargo, se han encontrado poblaciones salvajes en Marruecos.

En las Islas hay varios dragos impresionantes. El mismísimo explorador y naturalista Alexander von Humboldt se interesó a finales del XVIII por el drago que se erigía en los jardines de Franchy (La Orotava), un gigante de 25 metros de altura y 23 de perímetro (aunque sobre estas medidas hay discusiones) que desgraciadamente, fue derribado por el viento en 1867. En la actualidad, el mayor y más famoso drago se encuentra en Icod de los Vinos (Tenerife), mide 17 metros de alto y 20 de perímetro en la base. El peso de esta mole ronda las 150 toneladas sin contar las raíces. La edad de este drago ha sido muy discutida y se ha llegado a afirmar que podía tener más de cinco milenios, sin embargo, estimaciones recientes creen que su edad no pasa de 800-1000 años.

En 1985, se procedió a un profundo saneamiento y se instaló en el interior del tronco un ventilador para facilitar la circulación del aire y evitar la proliferación de hongos. En 1993, el Ayuntamiento de Icod desvió la carretera que pasaba a pocos metros del drago y, por fortuna, en la actualidad, este símbolo vegetal de las Canarias no corre peligro.

Reservas, Contacto e Información

Parque del Drago

Dirección: Plaza de la Constitución.

Teléfono: 922 814 510.

Precio de la entrada: adultos, 4 €; estudiantes y pensionistas, 2,5 €; niños de 3 a 8 años, 2 €; niños de 0 a 3 años, gratis.

Central de reservas: 922 812 226.


Imprima esta páginaImprimir