Cabildo de Tenerife

Para saber si tu propiedad es Bien de Interés Cultural (BIC) o se encuentra dentro del entorno de protección de un BIC puedes descargar Google Earth para entrar en el Mapa del Patrimonio Histórico de Tenerife (KMZ - 228 Kb), donde te aparecerán todos los BIC de la Isla con su delimitación correspondiente.

Recuerda que los BIC inmuebles poseen distintas categorías, entre las que se incluyen: Monumento, Conjunto Histórico, Zona Arqueológica, Jardín Histórico, Sitio Histórico, Zona Paleontológica y Sitio Etnológico.

Si tu propiedad está dentro de alguna de las zonas identificadas como BIC, entonces está sujeta al régimen jurídico que rige los BIC.

Si quieres realizar algún tipo de obra en dicha propiedad y está incluida en un BIC, consulta Autorizaciones de obras en BIC.

Para cumplir con sus funciones de gestión del patrimonio histórico, el Cabildo Insular de Tenerife cuenta con órganos asesores, parte de cuyos miembros no son personal de la Corporación, pero que se incorporan a ellos por su cualificación técnica y aptitudes para desarrollar esta labor de asesoramiento. Dichos órganos son:

La Comisión Insular de Patrimonio Histórico

Es el órgano asesor y consultivo del Cabildo Insular en materia de patrimonio histórico.

Se creó mediante acuerdo plenario de 1 de marzo de 1991, como órgano de asistencia técnica a la Presidencia del Cabildo en materia de patrimonio histórico, al producirse entre 1988 y 1992 la transferencia a los Cabildos de dichas competencias por parte de la Administración Autonómica.

Con la entrada en vigor de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias (LPHC), estas comisiones se convirtieron en órganos consultivos y asesores de los Cabildos, de obligada creación en todas las Corporaciones Insulares.

Por acuerdo plenario de 23 de febrero de 2001, el Cabildo de Tenerife aprobó el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión, modificado, posteriormente, por acuerdo del Pleno de 8 de abril de 2005.

Las reuniones de la Comisión Insular suelen tener una periodicidad mensual.

Funciones

Vienen especificadas en la LPHC, en su Reglamento de Organización y Funcionamiento, así como en el Reglamento de Procedimientos de los Instrumentos de Ordenación del Sistema de Planeamiento. Entre las más destacadas, han de citarse:

  • Emitir informe preceptivo y no vinculante sobre las intervenciones, obras y usos, que pretendan realizarse en Bienes de Interés Cultural (BIC) o incluidos en el Inventario de Bienes Muebles, con carácter previo a la autorización del Cabildo.
  • Emitir informe en la tramitación de los Planes Especiales de Protección de los Conjuntos Históricos.

Aunque no son funciones reguladas por Ley, la Comisión también emite dictamen en los siguientes casos:

  • Propuesta de incoación de expediente de declaración de Bien de Interés Cultural.
  • Proyectos de intervención promovidos por el Servicio de Cultura y Patrimonio Histórico, que afecten a bienes inmuebles y muebles, aunque no sean BIC.
  • Solicitud sobre el valor patrimonial de cualquier bien, a instancia de una Administración Pública o particular.

Conviene destacar que la Comisión Insular no autoriza los proyectos. Su función es la de asesoramiento y consulta y sus dictámenes no poseen carácter vinculante. La autorización de los proyectos es otorgada por el Coordinador General del Área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Tenerife.

Comisión de colaboración entre el Obispado de la Diócesis de Tenerife y el Cabildo de Tenerife para la protección y conservación de los bienes de titularidad eclesiástica integrantes del Patrimonio Histórico de Tenerife.

Constituye un órgano consultivo del Cabildo de Tenerife que se crea a raíz de un Convenio de colaboración suscrito el 25 de octubre de 1996. Está integrada por representantes de ambas instituciones, compartiendo la presidencia el Obispo y el Presidente del Cabildo. Su objetivo es asegurar la protección y conservación de los bienes patrimoniales de titularidad eclesiástica, mediante la propuesta de intervenciones concretas, la adopción de medidas de seguridad o de acciones de divulgación de dichos bienes.

Cualquier proyecto que afecte a un bien patrimonial de titularidad eclesiástica debe ser conocido e informado por esta Comisión.

Las infracciones se clasifican en:

Leves

  • No permitir la visita en las condiciones previamente establecidas.
  • No notificar las transmisiones onerosas en los supuestos previstos en la Ley.
  • No comunicar los actos jurídicos o traslados que afecten a los BIC.
  • No llevar el Libro-Registro de las transmisiones que afecten a bienes muebles por parte de las entidades dedicadas a su comercio, así como la omisión o inexactitud de los datos consignados en ellos.
  • No comunicar en tiempo y forma las subastas que afecten a bienes del Patrimonio Histórico de Canarias, en los casos previstos por esta Ley.
  • Separar, sin autorización, los bienes muebles vinculados a inmuebles declarados BIC.
  • Omitir el deber de conservación cuando comporte daños leves y reversibles.
  • No comunicar al Cabildo la apertura de expediente de ruina o sus incidencias que afecten a inmuebles declarados BIC o catalogados.
  • Colocar sin autorización, en las fachadas o cubiertas de los BIC, rótulos, señales, símbolos, cerramientos o rejas.
  • Instalar antenas, conducciones y publicidad comercial no autorizada en BIC.
  • Cambiar el uso de un BIC sin autorización.
  • No exhibir el rótulo obligatorio en las obras que se realicen en los Conjuntos Históricos.
  • No entregar, en el plazo conferido y previo requerimiento, los materiales arqueológicos o la documentación resultante de una excavación autorizada.
  • No cumplimentar en el plazo otorgado y previo requerimiento, la entrega del inventario actualizado y los libros de registro y de depósitos de los museos, y no tener sus fondos debidamente registrados e inventariados.
  • Realizar intervenciones autorizadas en un yacimiento arqueológico sin adoptar las medidas de protección o sin cumplir las condiciones establecidas en la autorización.
  • Obstaculizar el ejercicio de la inspección de la Administración.
  • No cumplir las órdenes de ejecución de obras de conservación en bienes declarados, catalogados o inventariados, cuando haya precedido requerimiento de la Administración.

Graves

  • Incurrir reiteradamente, en 3 o más ocasiones, en infracciones leves objeto de sanción.
  • Otorgar licencia sin previa autorización administrativa o incumpliendo las condiciones de la misma cuando fueran preceptivas.
  • Otorgar licencia en contra de las determinaciones de un Catálogo Arquitectónico, o de un Plan Especial de Protección de un Conjunto Histórico, Sitio Histórico o Zona Arqueológica.
  • Omitir el cumplimiento del deber de conservación cuando suponga daños graves para el inmueble y el infractor haya sido advertido de los efectos de su incumplimiento.
  • No acatar las órdenes de suspensión de obras, o usos no autorizados, en el plazo señalado para ello.
  • Realizar sin autorización, o incumpliendo las condiciones de su otorgamiento, cualquier clase de obra o intervención sobre bienes muebles o inmuebles que requiera previa autorización administrativa. Se exceptúan las estrictas actuaciones urgentes de conservación. En este caso, se solicitará autorización al Cabildo para que en 72 horas se persone un técnico y se autoricen las obras. Si no se persona se entienden autorizadas de forma provisional.
  • Llevar a cabo intervenciones arqueológicas sin autorización.
  • No paralizar inmediatamente cualquier tipo de obras ante un hallazgo casual de restos arqueológicos.
  • Ocultar a la Administración los hallazgos arqueológicos casuales.
  • No comunicar a la autoridad competente los objetos o colecciones de materiales arqueológicos que se posean por cualquier concepto, o no entregarlos en los casos previstos en esta Ley, así como hacerlos objeto de tráfico.
  • Ejecutar cualquier tipo de manipulación mecánica o de contacto sobre grabados o pinturas rupestres que causen daños a los grafismos o a su soporte natural, o cambiarlos de sus emplazamientos originales.
  • No comunicar los traslados que afecten a los BIC cuando, como consecuencia de la falta de medidas de seguridad durante el traslado, se produjeran daños graves para el objeto.
  • Cambiar el uso de un BIC sin autorización para ello, si como consecuencia se produjeran daños graves para el mismo.
  • Realizar intervenciones autorizadas en un yacimiento arqueológico sin adoptar las medidas de protección o condicionantes establecidos en la autorización, si la falta de medidas de protección diera lugar a daños graves en los bienes arqueológicos.
  • No cumplir las órdenes de ejecución de obras de conservación en bienes de Interés cultural catalogados o inventariados cuando haya precedido requerimiento de la Administración y siempre que, como consecuencia de la omisión o dilación en el cumplimiento, se produjeren daños graves en el bien.

Muy graves

  • Incurrir reiteradamente, en 3 o más ocasiones, en infracciones graves objeto de sanción.
  • Derribar total o parcialmente inmuebles declarados BIC o catalogados, sin autorización para ello.
  • Destruir consciente y deliberadamente un yacimiento arqueológico.
  • Cambiar el uso de un BIC sin autorización para ello, si, como consecuencia de los nuevos usos, se produjeran daños muy graves para el bien.
  • Realizar intervenciones autorizadas en un yacimiento sin adoptar las medidas de protección o condicionantes establecidos en la autorización, si la falta de medidas de protección diera lugar a daños muy graves en los bienes arqueológicos.
  • No cumplir las órdenes de ejecución de obras de conservación BIC, catalogados o inventariados, cuando haya precedido requerimiento de la Administración y siempre que, como consecuencia de la omisión o dilación en el cumplimiento, se produjeren daños muy graves en el bien.
  • Otorgar licencia de demolición total o parcial de un edificio declarado BIC o catalogado, sin previa autorización administrativa o incumpliendo las condiciones de la misma, cuando fueran preceptivas, siempre que la actuación ya se hubiera llevado a cabo, o comportara daños irreversibles en un yacimiento.
  • Otorgar licencia de demolición total o parcial de un edificio declarado BIC o catalogado contraviniendo las determinaciones de un Catálogo Arquitectónico, o de un Plan Especial de Protección de un Conjunto Histórico, Sitio Histórico o Zona Arqueológica, siempre que la actuación ya se hubiera llevado a cabo, o comportara daños irreversibles en un yacimiento.

Las infracciones cuyos daños puedan ser evaluados económicamente serán sancionadas con multa del tanto al cuádruple del valor del daño.

En caso contrario, se sancionarán:

  • Las infracciones leves, con multa de hasta 3.000 €.
  • Las graves, con multa de 3.001 € hasta 150.000 €.
  • Las muy graves, con multas de 150.001 € hasta 600.000 €.

Cuando la multa resulte inferior al beneficio obtenido con la infracción, la sanción se incrementará hasta el límite del beneficio.

El régimen sancionador en materia de Patrimonio Histórico no sólo viene regulado en la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias (LPHC), sino que se complementa con el recogido por el Texto Refundido de las leyes de Ordenación del Territorio y la de Espacios Naturales de Canarias (TRLOTLENC).

También resultan de aplicación algunas disposiciones sancionadoras contenidas en la Ley de Patrimonio Histórico Español en lo que se refiere a las competencias exclusivas del Estado, en especial en materia de exportación de bienes patrimoniales.

FaLang translation system by Faboba